El simple hecho de mencionar a Paris hace que uno piense en lo mejor del turismo a nivel internacional. Es una de las ciudades de ambiente más romántico en el continente europeo. Los visitantes gustan de emprender largos paseos por los lugares de mayor relevancia histórica, artística y cultural en la Ciudad Luz.

Acercarse al encanto incomparable del barrio del Marais, ir de compras a la Rue de Rivoli o a la plaza Vendôme, observar la puesta del sol mientras se recorre el Sena, o disfrutar de una cena de ambiente íntimo en alguno de los magníficos restaurantes de la ciudad, es parte de lo que nos brinda Paris en plan turístico.

Sin duda el monumento más importante de la ciudad de París es la Torre Eiffel. Se trata de una formidable torre de hierro que fue construida para la Exposición Universal que tuvo lugar en 1889. Originalmente tenía que ser desmontada, pero a final de cuentas no lo fue y con el paso del tiempo se transformó en un ícono de la metrópoli. Hoy por hoy es el monumento que recibe más visitas en el orbe. Construida por Gustave Eiffel, la torre tiene más de 324 metros de diámetro y está acondicionada con una espectacular iluminación que la hace aún más admirable al caer la tarde.

También es imperdible el Museo de Orsay, recinto de difusión artística de primer nivel. Cuenta con una excelente colección de obras de arte estilo impresionista que hacen las delicias de los aficionados al turismo cultural. Es uno de los sitios más valiosos para conocer la evolución que ha tenido la creación plástica europea con el paso de los siglos.

Vale la pena visitar en la Ciudad Luz otro de sus edificios más famosos. Se trata de la Catedral de Notre-Dame, construcción sacra que ganó justa celebridad por su excelencia arquitectónica y por haber sido el corazón de una importante novela de Victor Hugo. Desde lo alto de sus torres se puede gozar de una excelente vista de la ciudad. También resulta inolvidable conocer de primera mano las célebres gárgolas de la catedral.

Uno de los recursos más valiosos para explorar a fondo el entorno de la capital francesa es a través de productos turísticos tan completos como el Paris Pass. Les recomendamos gozar en esta urbe europea de muchas de las mejores vivencias turísticas de nuestro tiempo.