Huatulco es uno de los destinos vacacionales más gustados del Pacífico Mexicano. Cuenta con playas preciosas, hoteles y restaurantes de magnífico nivel, hermosos paisajes, numerosas opciones de tour y muchas atracciones más. Pero existe otra faceta ponderable acerca de Huatulco que amerita ser conocida más a fondo: sus antecedentes históricos. Esta parte de las costas oaxaqueñas han sido escenario de varios acontecimientos interesantes para el desarrollo histórico de la región. Datos como los que les compartiremos en lo que sigue nos permitirán comprender el desarrollo que ha tenido Huatulco, como uno de los centros de veraneo de referencia en el mapa turístico nacional.

Los orígenes de Huatulco como centro vacacional se remontan a las postrimerías de la década de 1960, cuando el gobierno de aquel entonces decidió impulsar notablemente al turismo, principalmente a los sitios costeros. Fue entonces que surgieron como proyecto con posibilidades de desarrollo lugares playeros como Zihuatanejo, Cancún y Huatulco. Posteriormente, con la construcción de importantes carreteras en la región (Oaxaca- Pochutla y Puerto Escondido-Salina Cruz), en 1983, fue que se consolidó la proyección turística de Huatulco.

Por aquel entonces este formidable centro de veraneo, con sus varias bahías y estupendas playas, comprendidas entre Copalita y San Agustín, tenían a Santa Cruz como su principal urbanización. Los habitantes de la zona, hasta ese momento, se habían dedicado principalmente a la pesca. En la actualidad Huatulco es uno de los principales centros vacacionales del continente y cuenta con hoteles magníficos para recibir a los visitantes. Muchos de los hoteles de la región están al nivel de famosos centros de veraneo, como el Hotel Marbella en la capital mexicana.

Es interesante saber que el nombre de Huatulco (o bien Guatulco o Coatulco) tiene raíces etimológicas indígenas y quiere decir “sitio en el cual se venera o reverencia al madero”. Esta curiosa denominación se relaciona con una antigua leyenda, de acuerdo con la cual hace mucho tiempo se veneraba en el lugar una enigmática cruz que fue levantada allí por un misterioso viajero. Todo ello había acontecido más de un milenio antes de la llegada de los conquistadores españoles.

Es indiscutible que Huatulco ocupa un lugar preponderante en el entorno del Pacífico Mexicano por su gran potencial turístico. Incluso puede afirmarse que nos ofrece varias de las playas más destacadas a nivel continental se ubican en su paradisiaco entorno. No menos destacado resulta Huatulco por su historia y su cultura, de acuerdo con lo que les hemos comentado anteriormente. Por lo anterior, vale la pena visitar este centro de veraneo oaxaqueño siempre que se tenga una ocasión propicia. Para alojarse en este destino costero mexicano una alternativa estupenda nos la ofrece el hotel   Barcelo Huatulco.