En el Distrito Federal se localiza la Ciudad de México, misma que hace un par de siglos era conocida como “la ciudad de los palacios”. Se levanta sobre lo que fuera alguna vez una de las áreas lacustres más significativas para las culturas prehispánicas que habitaban esta parte del país. La Ciudad de México fue fundada por los españoles que conquistaron Tenochtitlan, la capital del imperio azteca. Por sus riquezas arquitectónicas, silvestres y culturales, la Ciudad de México cuenta con dos sitios declarados como Patrimonio de la Humanidad: el Parque Ecológico de Xochimilco y el Centro Histórico.

Algo que define a las principales zonas turísticas de la Ciudad de México, es un notable sincretismo cultural, manifestado en numerosos yacimientos prehispánicos, construcciones virreinales, edificios contemporáneos, centros comerciales, sitios culturales y parques ecológicos. Pero además, esta metrópoli vasta y plural, cuenta con más de cien museos, entre los cuales destacan: el Museo Nacional de Antropología e Historia, el Museo de Arte Moderno, el Museo Nacional de Arte y la Casa Azul de Diego Rivera y Frida Kahlo.

Ahora bien, tal diversidad cultural, distintiva de la Ciudad de México, también se hace patente en sus celebraciones y tradiciones más arraigadas. Esto se manifiesta principalmente en festividades de enorme colorido, las cuales reflejan los valores idiosincráticos más significativos de la población. Alegría, colores, algarabía y música, son elementos infaltables de las festividades y tradiciones típicas de la capital mexicana.

Estos eventos populares sin muy variados, no obstante, algunos de los más representativos son: el Día de la Candelaria, el 2 de febrero; los festejos de Semana Santa, en especial con la representación del Calvario, en Iztapalapa; la ceremonia del Grito de Independencia, en el Zócalo y las plazas de las delegaciones capitalinas, la noche del 15 de septiembre; los festejos del Día de Muertos: el Día de los Fieles Difuntos y el Día de Todos los Santos, el 1 y 2 de Noviembre; la tradicional Noche Buena y Navidad, el 24 y 25 de diciembre, así como también el Año Nuevo y el Día de Reyes, el 31 de diciembre y el 6 de enero.

Al sur de la capital mexicana, en Xochimilco, célebre por sus canales, se realizan hasta 50 celebraciones populares al año, entre las cuales destacan, la Flor más bella del ejido y la Fiesta del Niñopa, las cuales incluyen música, gastronomía, fuegos artificiales y muestras de vestidos regionales.