Las alternativas de diversión que nos ofrece el país son tan variadas como irresistibles. Esto se debe en buena medida a la notable diversidad de la cultura y la naturaleza mexicana. En cuanto a esto último, en las distintas zonas geográficas es factible hallar auténticas maravillas naturales capaces de hacer las delicias de los aficionados al ecoturismo y la aventura. Es a esta clase de lugares silvestres con gran potencial turístico a la que pertenecen los cenotes. Se trata de cuerpos de agua de místico ambiente y gran belleza.

Varios de los cenotes más admirables de México, los más indispensables de visitar, se encuentran en el Caribe Mexicano y en lo que sigue comentaremos más a fondo acerca de ello.

Cenote Chac Mool

Localizado en Puerto Aventuras este cuerpo de agua cuenta con dos accesos que nos llevan a sendas cavidades. La primera de ellas impresiona por su gran tamaño, mientras que la segunda se distingue por sus abundantes estalagmitas.

Por el hecho de que en su entorno subterráneo confluyen el agua dulce y el agua salada, los turistas podrán admirar en este cenote el efecto natural denominado como halocina, que hace surgir columnas de agua asombrosamente delimitadas.

Cenote Xkekén

Ubicado a solo tres kilómetros de Valladolid, el Cenote Xkekén es una maravilla silvestre que sobresale con toda justicia en el mapa turístico regional. Cuenta con eficientes instalaciones para garantizar la seguridad de los visitantes, así como también cristalinas aguas de tonalidad turquesa. También son notables sus acumulaciones de estalactitas.

Cenote Tajma-hál

Otro cenote imperdible en el sureste mexicano es el llamado Tajma-hál, mismo que tiene este nombre como un homenaje a un famoso monumento de la India. En realidad estamos ante un complejo natural integrado por cuatro bellos cenotes, que se localiza a unos cuatro kilómetros de Playa del Carmen. Ofrece a los visitantes un fascinante desafío para la práctica del submarinismo.

Los cenotes mexicanos atraen la atención de miles de viajeros por sus antecedentes arqueológicos y por su pureza natural. Son refugios silvestres que lo mismo se prestan para la práctica del submarinismo, como también para el ecoturismo y la aventura. Lo mejor de todo es que varios de los cenotes localizados en la península yucateca son accesibles desde populares centros de veraneo en el Caribe Mexicano. Como ejemplo de lo anterior debemos mencionar que varios cenotes son de las más recomendables  excursiones en Playa del Carmen.