La Ciudad de México no sólo es una de las metrópolis más importantes de Latinoamérica, sino también un centro turístico de primer nivel, el cual recibe incontables visitantes durante todo el año, todos ellos interesados en disfrutar de su historia, cultura, dinámica comercial, y su gran infraestructura para atender a los visitantes. Basta con mencionar la gran cantidad de museos, parques, plazas, comercios, centros culturales y centros de esparcimiento nocturno que se ubican en el entorno de la capital mexicana, para comprender lo fascinante que resulta para fines turísticos. Realizar una pequeña selección acerca de los atractivos imperdibles que existen en la Ciudad de México, podría parecer una labor titánica, embargo, eso es lo que ensayaremos en las líneas siguientes, esperando que sirva de motivación para que mucha gente se decida a realizar un viaje turístico a la ciudad más grande del mundo.

El Zócalo o la Plaza de la Constitución está reconocido como el auténtico corazón de México. Es el referente simbólico y cultural de la nación a nivel cultural y cívico. Los turistas tienen mucho por conocer en el Zócalo, desde murales creados por Diego Rivera en el interior de Palacio Nacional, hasta la bella Catedral Metropolitana, una de las obras maestras del barroco latinoamericano.

También es imperdible en el Distrito Federal el Museo del Templo Mayor, otro de los muchos lugares de interés que se ubican en el primer cuadro de esta vasta metrópoli. El recinto cuenta con una variada colección de piezas arqueológicas de enorme valía histórica, obtenidas gracias a las excavaciones que se llevaron a cabo en la zona. Recibe al público de las 9 a las 17 horas.

No menos interesante resulta el Palacio de Bellas Artes, uno de los edificios más elegantes y hermosos de la capital mexicana. El mandatario Porfirio Díaz fue el principal impulsor de su construcción. Con el tiempo se transformó en uno de los centros culturales y de difusión artística más relevantes del país.

De modo que, si se deciden tomar unas vacaciones en la capital mexicana, con el objetivo de conocer sus calles, plazas, monumentos, museos, zonas comerciales y barrios típicos más representativos, seguramente se obtendrán memorables vivencias turísticas. Una ventaja acerca de esta opción recreativa, es que, en el entorno de la Ciudad de México, pueden hallarse magníficos  hoteles y restaurantes, lo cual aumenta en mucho las posibilidades lúdicas de esta aventura turística. Varios de los mejores centros de hospedaje de la Ciudad de México, tienen la calidad de cadenas hoteleras tan importantes como los hoteles Riu.